SEAT quiere volver a impulsar las ventas de sus modelos más equipados y para ello nos presenta 3 novedades mecánicas y otras tantas de equipamiento en el León FR. El SEAT León Formula Racing, o FR, como lo denominan en la casa, es posiblemente la versión más equilibrada del compacto español para aquellos conductores con ciertas aspiraciones deportivas que no quieren renunciar a una adecuada practicidad de uso, pues para los más quemados están el Cupra y el Cupra R con su torrente inacabable de sensaciones. El acabado FR en el León ha sido tradicionalmente asociado a usuarios con cierto toque “macarrilla”, y el hecho de que tradicionalmente estuviera asociado a algunos de los motores más prestacionales del banco de órganos de SEAT podía ser el culpable de ello.

Las mentes pensantes de nuestra marca patria se dieron cuenta de que esta circunstancia afectaba a toda la gama, y por tanto llevan unos años tratando de convencer al público de que el León es un compacto, ¡de cinco puertas!, que se puede adaptar a diversos usos y necesidades en sus múltiples variantes. Y en el caso de la FR ese público debía ser ahora más amplio, razón por la cual la novedad más importante de esta nueva generación es la incorporación de 3 nuevos motores que, sin dejar de tener carácter, suponen un posicionamiento menos prestacional que los de antaño.

 
La gama del SEAT Leon FR propulsada por gasolina se complementa con la llegada de dos nuevos propulsores TSi, de 125 y 160CV, mientras que la oferta diésel añade el eficiente motor 2.0 TDi de 140CV como escalón de acceso. Por arriba siguen presentes los bloques2.0 TFSi de 210CV y el 2.0TDI de 170CV para los que requieran siempre el comportamiento más deportivo, unos propulsores que llenan de carácter a este atractivo modelo. Obviamente consumos y emisiones son los grandes beneficiados en los modelos más básicos.
 
El premiado bloque 1.4 TSI con compresor y turbo, que se presenta en su versión más modesta, tiene una curva de par motor muy plana de 200Nm y alcanza una velocidad máxima de 197 km/h con una aceleración de 0 a 100 en 9,8 segundos. Su consumo es de 6,2 litros a los 100km, y sus emisiones de CO2 son de 145 g/km. La otra novedad en gasolina del nuevo León FR, el 1.8 TSI de 160 CV, disponible con cambio manual o DSG de 7 velocidades, tiene un par de 250Nm. En la versión con cambio manual, alcanza 213 km/h y una aceleración de 0-100 en 7,9 segundos con un consumo ponderado de 6,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 159 g/km. El DSG baja una décima la aceleración y dos el consumo.
 
La prueba completa y mucho más en ESD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here