Renault-Xmod-asturias

El monovolumen compacto de Renault se calza un traje y unos zapatos camperos y adopta un control de tracción con 3 modos de funcionamiento para incrementar su versatilidad y ofrecer una experiencia de conducción mejorada sobre firmes con poco agarre. Tras 16 años en el mercado, tres generaciones distintas y más de 500.000 unidades vendidas en nuestro país, el Renault Scenic presenta el sustituto de la versión RX4 que vio la luz en 1999, y aunque lo hace con menos pretensiones camperas, el resultado se puede calificar de más que satisfactorio, ya que gracias a la labor de la electrónica y a unos aditamentos estéticos más que conseguidos, el nuevo Xmod es el compañero ideal para las familias amantes de las actividades en la naturaleza.

El nuevo Scenic campero se autocalifica como crossover, pero la tracción integral no está contemplada ni como elemento opcional. En lugar de eso el nuevo control de tracción Extended Grip, que actúa sobre la frenada y el par en la rueda que pierde tracción para mejorar la acción de drenaje de unos neumáticos desarrollados específicamente por Continental, será el encargado de lograr la mayor adherencia posible en cada tipo de terreno. Eso sí, estos neumáticos requieren montar las llantas de 16 pulgadas, y de momento no están disponibles para las versiones de 17.

El Extended Grip, que se vale de la centralita del control de tracción ASR para funcionar, tiene 2 modos de funcionamiento a parte del normal. El modo Terreno Blando se puede conectar entre 0 y 50 km/h. El conductor delega entonces la gestión de las ruedas motrices al sistema, que modifica automáticamente el control del par y la frenada para que los neumáticos M+S evacuen más barro, arena o nieve, lo que mejora la adherencia. El modo Experto sólo gestiona la frenada, dejando al conductor el control del acelerador y el par motor.

Renault_Scenic_XMOD_1

Estéticamente el Scénic Xmod adopta la nueva identidad de marca que ha imprimido Laurens Van den Acker con el logotipo de la firma más grande y vertical sobre un fondo negro en la parrilla, una actualización que ya ha llegado a toda la gama del monovolumen. La altura libre al suelo aumenta en un simbólico centímetro más para mejorar los ángulos en campo, mientras que los anchos de vía crecen en 1cm delante y 2 detrás, aunque las suspensiones no experimentan refuerzo alguno.

Barras embellecedoras en los laterales, un rediseño del portón trasero, abundantes detalles en carbono oscuro, volante deportivo y palanca y pedales de aluminio en el habitáculo son los principales aditamentos para conseguir una silueta aventurera bastante atractiva en el Renault Scenic Xmod. A nivel de equipamiento, esta nueva versión y el resto de la gama incorpora el sistema Visio System, que alerta de las salidas de carril, y las luces automáticas. La ayuda de arranque en pendiente y la cámara de marcha atrás también son novedad.

Bajo el capó la oferta mecánica es de 4 mecánicas repartidas por igual entre benzina y gasoil. Las dos opciones de gasolina son los motores TCE de 1.2 litros, con potencias, de 115 y 130CV, y los diesel dCi de 1.5 y 1.6 litros, con 110 y 130CV, son la otra alternativa. Las versiones diesel serán las más demandadas, y de nuevo el bloque más modesto sorprende por su suavidad y solvencia. El más potente de gasolina, como ya ocurre montado en el Captur, es todo carácter refinado. Tres de estos motores (los TCE y el 1.5 dCi) se producen en la planta de propulsores de la marca en Valladolid, así como la mayor parte de las transmisiones, que proceden de Sevilla, así que la fabricación española también tiene relevancia en el XMod.

Renault_scenic_xmod_0

El precio de venta, excluidos los beneficios del Plan PIVE y por tanto las triquiñuelas comerciales que tanto gusta usar en la cartelería publicitaria, oscilan entre los 21.150 del gasolina más modesto con acabado Expression y los 26.550 euros del diesel tope Bose Edition. Por el momento esta versión XMod está disponible sólo con la carrocería corta del Scenic, pero los responsables de la marca nos aseguran que si la clientela lo demanda lo tienen todo previsto para montar los mismos aditamentos y el Extended Grip sobre la base del Grand Scenic. Es más, ya hay una Renault Kangoo que puede montar este sistema de ayuda a la conducción.

A igualdad de versión, el sobrecoste de un XMod se cifra en 750 euros, y con ello tenemos un monovolumen outdoor muy resultón con un sistema de tracción mejorado que permitirá adentrarse por caminos o acudir a practicar nuestro deporte favorito con mayores garantías para evitar quedarnos atascados si las condiciones climatológicas o del firme empeoran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here