Imagen
 
Hace unos años hubiese sido impensable conseguir más de 110CV con un motor de1600cc, pero en estos años donde la eficiencia está en el punto de mira las marcas han hecho un esfuerzo ímprobo por conseguir el máximo rendimiento de sus bloques movidos por gasolina. Este hecho lo ha propiciado también la escalada de los precios del gasoil y el “techo mecánico” al que ya habían llegado sus equivalentes en diesel tras años de inversión focalizada en ese combustible. Volkswagen fue pionera en estas lides con su bloque 1.8Turbo y luego con el premiadísimo 1.4T y el no menos eficiente 1.2T, así que el resto de marcas necesitaban ponerse las pilas.
 
Ford lo ha hecho con su gama de motores Ecoboost, y antes de la llegada del sorprendente 1.0 tricilíndrico, el más mundano 1.6 de cuatro cilindros ya era un bloque muy bueno. La casa americana ha incluido en este motor un pequeño turbo de baja inercia para conseguir la estupenda cifra de 180CV. Con esta configuración este bloque rinde más de 100CV por litro. En principio se podría pensar que con este tipo de motores hay siempre un periodo de baja fuerza al inicio, apareciendo de forma brusca una vez pasadas las 2000rpm. Nada más lejos de la realidad.
Este propulsor combina tres tecnologías relevantes: un sistema de inyección directa de alta presión montada en posición central con inyectores de seis orificios, un turbocompresor de baja inercia Borg Warner y una doble distribución variable independiente de las levas (Ti-VCT).El resultado es una entrega de potencia constante y progresiva desde muy bajas vueltas. Este motor ofrece un par de 240Nm a tan solo 1.600rpm con un plus transitorio que, si se necesita, puede aumentar a 270Nm entre 1.900 y 4.000rpm durante 15 segundos.
 
Imagen
 
TSI, valor seguro
 
El Grupo Volkswagen lleva tiempo apostando por el downsizing con sus motores TSI de baja cilindrada, y el 1.8T de hace 10 años con sus 150CV ya era un gran representante de esta filosofía que está intentando volver a poner de moda a la gasolina como alternativa a la supremacía del diesel. Debido a la gran demanda de su bloque 1.4 TSI de 122CV,Volkswagen ha decidido sustituir su versión más potente (1.4 TSI de 160cv) por elnuevo 1.8 TSI de 160cv en algunos modelos, también en sustitución del anterior TFSI deidéntica cilindrada y potencia. Gracias a esta operación se agilizan las entregas del motor pequeño. Eso sí, este motor, comparado con el 1.4 de similar potencia, gasta medio litro más de media oficial.
 
El motor 1.4 TSI desarrolla estos 160CV a 5000rpm, y su par máximo es de 250Nm, cifras muy parecidas con el modelo de Ford pero que proporcionan unas sensaciones algo más redondas incluso, más refinadas. Tras arrancar el motor, cuesta creer que esté en marcha debido a su suavidad. Deberás fijarte en tacómetro para darte cuenta ya que no hay el más mínimo ruido ni vibración, menos incluso que el motor Ford, y los más pasionales echaran en falta algo de personalidad o carácter.
 
El artículo completo y mucho más en ESD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here