Tras el lavado de cara al que se sometió el Toyota Rav4, pionero entre los SUVS ligeros de su clase, en el último trimestre de 2009, en el Salón de Ginebra hemos podido ver que, aprovechando la introducción de las nuevas mecánicas más eficientes, se le ha sometido a una actualización para homogeneizar la estética con sus hermanos de gama, especialmente con su hermano mayor el Land Cruiser al que se me parece bastante.

Fuera de lo meramente estético, con las nuevas redondeces, luces más modernas y demás, los motores del Toyota RAV4 recibirán el programa de mejora Optimal Drive que permitirá reducir la  contaminación que emite cada uno de ellos. Actualmente puede equipar un motor de gasolina 2.0 de 158 CV o uno diésel 2.2 D4-D de 150 CV junto a una transmisión delantera o total y sigue posicionado como una de las ofertas más interesantes del mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here