Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Robos’

 

 

19ceef5robosesp_2p

Ante este océano de delincuentes y mafiosos dedicados al robo de coches en nuestro país son pocos los métodos preventivos que resultan eficaces. Los códigos de seguridad que impiden abrir o arrancar un coche sin su llave original son burlados con ordenadores portátiles y programas informáticos especialmente diseñados para este fin. Conseguir uno de estos programas es muy caro y hasta se ha llegado al secuestro para lograrlo. Se necesitan unos códigos que estas bandas pueden comprar en el mercado negro de los países del Este (aseguran que hay copias por unos 6.000 euros) y se sospecha que, detrás de este negocio, podrían estar implicados empleados desleales de las propias automovilísticas.

 

La aplicación de las nuevas tecnologías dificulta cada día más el robo de coches, pero su uso aún está poco generalizado incluso entre los modelos más caros del mercado. El sistema de localización GPS es efectivo en espacios abiertos y permite a la Policía saber dónde está un coche denunciado por robo. Anularlo o interferirlo es realmente complicado, pero en los túneles y en los garajes subterráneos el GPS no funciona. Para evitar esta laguna existe un sistema de localización por ondas electromagnéticas (VHF) que funciona incluso bajo tierra y es aún más difícil de inutilizar pero todavía poco extendido.

 

Por si esto fuera poco, la documentación de los vehículos que se venden en España es una de las más fáciles de falsificar y estos individuos tampoco se chupan el dedo. Algunas veces juegan al engaño y para confundir a la Interpol  roban dos modelos idénticos y los venden en distintos países. Así, muchos coches terminan convirtiéndose en “mellizos o trillizos”: dos o tres vehículos circularán con un mismo número de patente y una única póliza de seguro. Además desde la UCO nos advierten que no todos los coches se “maquillan”; muchos directamente se desmontan y se venden como piezas. Es el denominado negocio de los “desarmaderos”, talleres ilegales de desguace de coches que pueden desmontar en menos de media hora cualquier tipo de vehículo: “de un coche se puede aprovechar todo”, nos explican.

cotxesluxe2zx41

Aunque la mayoría de los vehículos robados suele recuperarse, uno de cada cinco nunca aparece. ¿Y dónde van? Pues parece que los ladrones de coches tienen una especie de “triángulo de las bermudas”, países donde es mucho más difícil encontrar un vehículo. “Normalmente actúan fuera de las fronteras de los estados del tratado de Schengen, porque allí es más difícil la cooperación entre las diferentes policías. En el resto de países las bases de datos están cruzadas también con las de la Interpol y es fácil saber cuándo un coche ha sido robado”, nos explica otro agente de la misma unidad.

 

Si todo lo que te hemos contado no ha servido para evitar que te den la peor noticia del día y como amante de las dos ruedas que eres tu corazón se encoge sólo de pensar en la cantidad de peligros que acechan a “tu niño” fuera de las cuatro paredes de su plaza de parking, no sufras más, tu seguro siempre podrá aplacar las penas y, llegado el caso, se vaciará el bolsillo para que a ti te duela menos. El tiempo que tiene que pasar tú vehículo desaparecido para que lo consideren definitivamente perdido es de un mes, y normalmente tardarás otro mes más en cobrar el valor que en ese momento le adjudiquen las tablas, siempre menor al que hubieras conseguido vendiéndolo por tu cuenta claro. Con ello y con todo, las aseguradoras desembolsaron el año pasado 80 millones de euros para indemnizar el robo de coches.

Anuncios

Read Full Post »

Tu coche tiene miedo (III)

cotxesluxe5ae2

Las mafias especializadas del este, las más peligrosas y efectivas, se dedican a los coches de gran lujo y en su modus operandi llegan al extremo de seleccionar viviendas que, por su situación y características, puedan albergar en su interior uno de estos vehículos con sus llaves, ya que les resulta más sencillo copiar las frecuencias de los mandos a distancia de los garajes que las de los coches, que poseen frecuencias que varían. Si los propietarios están dentro, con suerte sólo los inmovilizan y amordazan. Si no están, aprovechan para copiar las tarjetas de crédito con una «bacaladera» y las vuelven a dejar en su sitio para que los titulares no denuncien el robo ni las anulen. Sin “puentes” ni cerraduras forzadas, sin el sonido de la alarma y sin cristales rotos consiguen un robo de guante blanco.

 

Entonces conducen hasta un aparcamiento al aire libre (suelen elegir los de las grandes superficies) o hasta una urbanización en la que sea fácil aparcar y en la que no llame la atención un coche de esas características. Lo dejan allí durante cuatro días con un propósito claro: que se «enfríe». Si transcurrido ese tiempo la Policía no ha ido a por el coche significa que éste no está dotado de GPS (el sistema de localización por satélite). Ya está «frío» y es el momento de trasladarlo a un aparcamiento subterráneo público donde permanecerá sin levantar sospechas hasta el día del desplazamiento. Las fechas más usadas son las de movimiento masivo nacional, como son la semana santa o el comienzo del verano, momento en el que millones de coches circulan por las carreteras españolas y pueden moverse “cómodamente” hasta el punto de destino para su venta.

 

Las mafias colombianas no devuelven jamás los coches. Están muy organizadas y portan armas cortas de calibres pequeños, no tienen preferencias en cuanto a marcas ni cilindradas, roban todo lo que pueden y utilizan los mismos métodos que los delincuentes comunes. La diferencia es que los ladrones de origen colombiano quieren los coches para utilizarlos en atracos y otros delitos, y por eso les «doblan» las matrículas, es decir utilizan otra del mismo modelo y color de coche pero que no ha sido denunciada.  Las mafias chilenas son las más violentas del «sector» pero la mayoría de los robos los cometen “al descuido”. Las gasolineras y las grandes superficies son los lugares más frecuentados por estas mafias, que aprovechan el despiste del propietario de un coche para llevárselo con las llaves puestas, lo que tiene la ventaja legal de que es considerado un hurto y no un robo. Los últimos, los delincuentes comunes, no están organizados ni van armados. Tienen predilección por los modelos con “puertas blandas”, más fáciles de abrir de lo habitual, utilizan métodos tradicionales como la palanca o el destornillador y los arrancan haciéndoles un puente para ir a comprar droga o divertirse un fin de semana.

Read Full Post »

Tu coche tiene miedo (II)

robo_coches

Y es que son auténticos ejércitos de ladrones que funcionan al estilo de células terroristas: cada grupo actúa independientemente llegando a no conocerse entre sí. Su organización está muy jerarquizada y cada uno tiene una labor determinada: están los “ojeadores” que fichan y localizan los vehículos, muchas veces por encargo, los “electrónicos” ex trabajadores de fábricas de Europa del Este con ganas de hacer dinero, los “maestros” o falsificadores de números de chasis, los “colocadores” que venden el producto, el “proveedor” de la documentación falsa, los “centralizadores” o cerebros, y por último los “conductores” que son los que sacan los coches del país. Por si fuera poco, la mayoría de las ocasiones están involucrados en otros “chanchullos” y utilizan los coches que roban para el narcotráfico, para la trata de inmigrantes, para el alunizaje, y para un largo etcétera de actividades fuera de la legalidad y lejos del fin con el que fueron concebidos estos “monumentos” de las cuatro ruedas.

 

Fernando D., el jefe de grupo de la unidad de la Guardia Civil encargada de estos robos, la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil), dirige a aquellos hombres que se infiltran, que investigan, que persiguen, en definitiva que plantan cara a los delincuentes, y nos cuenta como es la cruda realidad. Estos agentes se dedican en exclusiva a lo que se ha bautizado como “Delincuencia Organizada del Automóvil” y aseguran que la tecnología está tomando un papel cada vez más relevante en este “negocio”.  Según esta unidad se puede hacer una clasificación clara de los tipos de organizaciones que existen: las mafias especializadas en el robo de coches de lujo para venderlos posteriormente están formadas por entre 20 y 30 individuos procedentes, mayoritariamente de Europa del este, de Bulgaria y Rumanía, y suelen ir fuertemente armados; los de gama media y media-alta son especialidad de las mafias colombianas y chilenas, peligrosas y armadas, y los de categorías inferiores son objetivo de los «makis» españoles o delincuentes comunes.

Read Full Post »

Tu coche tiene miedo (I)

robo_coche_pq

En España se roban cada día más vehículos que comercios, más coches que bolsos, da igual la marca, el color o el precio, ningún coche está a salvo pues existe un tipo de ladrón para cada necesidad, como si de un supermercado se tratase, y para tu desgracia no dudes de que cualquier coche se puede sustraer. Los cacos son capaces de abrir algunos modelos en 3 segundos y con que les concedas dos minutos pueden hacerse con los coches más protegidos así que, ¿ a quien le sorprende que al año desaparezcan en España más de 150.000 vehículos? Pero no tiembles tanto, la mayoría de ellos aparecen antes de un mes.

 

Europeos del este, Chilenos y Colombianos se reparten con los tradicionales «chorizos» españoles esta gallina de los huevos de oro que es el robo de “tus sueños motorizados”. El año pasado fueron sustraídos 173.000 vehículos en nuestro país. Un diez por ciento eran coches de gran lujo que ya han sido vendidos por las mafias en Marruecos, en Europa del este, en Alemania, en Italia e incluso, y lo que es más grave, en España. Los demás son conducidos por ladrones, atracadores y narcotraficantes, o han sido ya recuperados por la Policía, pero las fuerzas de seguridad del estado se enfrentan cada día a unos delincuentes más preparados y con menos escrúpulos, bandas híper organizadas que roban y trafican con coches de lujo por todo el mundo. Continuará…

Read Full Post »